06.10.2016

La renovación turística, a examen en la Semana de la Arquitectura

161005_debate_05Cinco voces, cinco opiniones, cinco posicionamientos para desatascar el proceso de renovación de la planta alojativa turística de Gran Canaria. La Semana de la Arquitectura de Gran Canaria acogió el miércoles por la noche su debate estrella bajo el título Renovación turística, ¿estamos en el buen camino?, con la participación de diferentes agentes del sector turístico. Los participantes fueron Fernando Fraile González, presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT); Pablo Llinares Bethencourt, director gerente del Patronato de Turismo de Gran Canaria; Pablo Barbero Sierra, técnico de empresas y actividades turísticas y consultor hotelero; Manuel Florido Mayor, director del Hotel Santa Mónica, y Vicente Boissier Domínguez, arquitecto y decano del Colegio de Arquitectos de Gran Canaria. El debate, moderado por Ramón Cruz, arquitecto y vocal del COAGC, fue organizado por el Colegio de Arquitectos de Gran Canaria en colaboración con la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas y el Patronato de Turismo de Gran Canaria.

El objetivo no era otro que poner en escena un encuentro para la exposición e intercambio de ideas entre agentes relacionados con el sector turístico, a partir de cinco ponencias de corta duración (15 minutos cada una), seguidas de un debate a cinco, abierto a la participación del público. Y funcionó, ya que tras la intervención de los cinco ponentes, se entró en tromba en un debate abierto, entre público y ponentes, donde cada uno ofrecía su visión de los puntos donde se ha atascado el proceso de renovación.

161005_debate_02El más visceral fue quizás Fernando Fraile, que ya daba pinceladas de su posición con el título de su ponencia: “Los incentivos de la renovación, una quimera”.  Tras hacer un repaso del interminable proceso de leyes vivido en España desde hace 20 años, sentenció que “la renovación no es una opción, es una necesidad”. Para Fraile casi ninguna ley “ha funcionado desde el punto de vista de la renovación. Lo único que ha funcionado es que como hay más turistas que pagan un poco más, los hoteleros pueden seguir renovando”.

Por su parte, Pablo Llinares expuso la estrategia de Gran Canaria para los próximos 4 años y recalcó que “para mejorar no solo tenemos que pensar en la arquitectura, la renovación también tiene que ser en el sector de la promoción”. Por eso, desde el Patronato de Turismo están a punto de lanzar el plan de marketing que incide en 4 líneas de actuación: la marca de Gran Canaria, la fidelización de esa marca, la segmentación de la oferta turística de la Isla y trabajar en la conectividad aérea.

La ponencia de Pablo Barbero versaba sobre la “Reinvención de la ciudad turística”, haciendo referencia a la evolución de Las Palmas de Gran Canaria durante los últimos años, en su búsqueda por recuperar su posicionamiento como destino turístico. Desde la Concejalía de Turismo que ocupó en el ayuntamiento capitalino trabajaron para “diferenciar a la ciudad por sus fortalezas y hacerla más atractiva a los visitantes, consiguiendo posicionar una marca. nuestro objetivo era identificar a Las Palmas de Gran Canaria como una ciudad que puede volver a latir”.

La siguiente intervención corrió a cargo de Manuel Florido, director del Hotel Santa Mónica, instalación que consiguió, en mayo de este año, finalizar una profunda renovación tras un largo proceso que comenzó en 2007. Florido hizo una detallada radiografía de los obstáculos, pero sobre todo aseguró que lo más importante dela renovación es que con ello “conseguimos cambiar el perfil del turista”.

161005_debate_01La última intervención fue la del arquitecto y decano del COAGC, Vicente Boissier, que abogó por “trabajar juntos todas las partes implicadas”. Su ponencia “Trabajo compartido, objetivos comunes” ofreció un interesante recorrido por ejemplos de varias ciudades (Barcelona, París, Toronto, Nueva York, entre otras), donde se había conseguido grandes obras de mejora en el entorno gracias a la creación de equipos de trabajo entre las partes implicadas. “En Las Palmas de Gran Canaria tenemos un ejemplo, la Pasarela Puerto-Ciudad, donde si conseguimos trabajar unidos”.

Boissier invitó a los asistentes a plantearse grandes retos y trabajar por un objetivo común, porque “la renovación va más allá de renovar apartamentos, hay que hacer una actuación mayor en las zonas. El objetivo debe ser que los espacios públicos no sean solares, sino que sean espacios compartidos”.

Una vez finalizadas las ponencias, se procedió al debate y se entró en profundidad en la base del problema. Para Fraile “los hoteles no tienen problemas para renovar. Gran Canaria tiene la mitad de sus plazas alojativas en manos de propietarios particulares. La clave está en como ayudar para la renovación funcione en un complejo de apartamentos de 50 propietarios”.

En este punto, tomó la palabra Marco Aurelio Pérez, alcalde de San Bartolomé de Tirajana que había acudido como oyente. Marco Aurelio continuó con la línea de debate planteada por Fernando Fraile: “Cuando hay unidad en la propiedad los proyectos salen, cuando hay intereses contrapuestos, los problemas surgen. Creo que tenemos que dejar de echar culpas y buscar el trabajo en común”, para finalizar sentenciando que “hay que ser ambiciosos para conseguir más renovaciones de las que tenemos”.

Galerías de fotos